Amada

El amor entre paréntesis
¿o era sexo?

Descansa serena,
corre en tu mente,
dispara las venas
que la sangre miente.

Duerme pronto,
imagíname a tu lado,
y busca el canto
del ser llevado.

Descansa, duerme
pronto, canto
mente que miente
a tu lado llevado.

Ama serenata,
ama mentirosa,
paréntesis congelado,
tiempo para la espera.

Corre, dispara, apunta, ¡ya!


Cuando nos quiten la palabra dejaremos de poder amar.
Un poemario desde la liturgia del poderoso deseo de estar.